Tejiendo Milpas · Casa Providencia · Pabellón Hemiferia  · Casa T · Pilares · Casa Tagle · Casa Canasta · Chasing Milpa · Seed Tellers · The Architecture of Food Sovereignty · Sobre Siembra · Xochimilco · Casa del Árbol · Tools for Food Sovereignty · Border Choreographies · Score for a More-than-human World · Limbo Semillas · Espacio Holobionte · Counter-Meal · Cranberry Biology · Casa Solar · Día de la Semilla · Memoria In Corporada · La Casa del Mar · Terraza Bombay · Loto 18 · Librería Bucardón · Terraza Escandón · Casa Jalapa · Casa Mérida · Agoralucis · Teocintle · En el Claro · Oficinas Bombay · Lucerna · Entremanos · Flamenca · Oficinas Hacemos Código · Espacio Hojas de Té · Oficinas Yahoo México · Árbol Ramón · Veterinaria Malagamba · Restaurante DUO Salado y Dulce · Oficinas Lunave · Restaurante Bellopuerto
Pabellón Hemisferia
2022                                                         



Area: 167 m2
Team: Adriana David, Alejandra Palacios 
Photography: DOMA, Ariadna Polo
Mexico City, Mexico

Built



El Pabellón Hemisferia es un espacio en donde todos los sentidos se activan de diferentes formas.

Así como en el mundo árabe, tanto el pabellón como el jardín son espacios sublimes e inspiradores, que a través de la conexión con el entorno, generan percepciones corporales únicas.

Es un espacio en donde las diferentes energías del mundo son recibidas y cada una cuenta una historia distinta.

Los muros son protectores de la fuerza del sol y las ventanas dejan entrar esa luz de manera delicada y minuciosa. No mucha luz pero tampoco poca luz. Entre más luz entra al interior, más calor se percibe. Es una negociación constante entre luz y sombra. Las celosías ayudan a dejar pasar el viento que refresca y limita la energía solar. El agua, que recorre los jardines y las casas es la energía vinculadora de todos los espacios, trae vida a todo el sistema al hidratar los huertos y a la vez, de forma muy discreta, trae frescura a los espacios humanos. Cuando el calor del sol y el agua se juntan, el agua se evapora y reduce el calor de los espacios.

Si al agua le agregas un toque de movimiento, podemos entrar en un estado de meditación profunda, de goce y de contemplación de las cosas que importan a nuestro alrededor. Cuando el agua llega al jardín, las plantas de llenan de vida. Las flores aparecen y con ellas todos los olores distintos. El recorrido del jardín es un ritual obligado, para contemplar las maravillas de la naturaleza que el ser humano ama y comprende.

Los habitantes del desierto saben convivir con su entorno a través estos espacios de transición en donde todas las energías más que humanas se presentan, manteniendo un equilibrio constante de la vida para todos los seres. Aman la luz, el aire, el agua y la tierra. Se respetan mutuamente a través de la arquitectura.

El Pabellón Hemisferia es es un espacio de ceremonias, de rituales, de luces, de colores y de sombras, como un homenaje a esos patios del mundo árabe que crean un refugio del fuerte desierto en el exterior.

.